Ir a Educamadrid

Ir a la página inicial
Comunidad de Madrid
 
 
Información del Centro
Plan de estudios
Departamentos didácticos
Actividades complementarias y extraescolares
Asociaciones de padres y alumnos
Secretaría
Orientación académica y profesional
Tablón de anuncios
Servicios
Materiales didácticos
Mapa del web
Página inicial
PRÁCTICAS DE MICROSCOPÍA

Relación de prácticas:



ESTUDIO MICROSCÓPICO DE LAS BACTERIAS DEL YOGUR

1.- Observación de las bacterias.

Preparar un porta bien limpio y con una gota de agua. Coger una porción pequeña de yogur con un palillo o una aguja enmangada y hacer una extensión sobre el porta. Secar la extensión con mucho cuidado a la llama del mechero.

Lavar la preparación con xilol para que se desprenda de las gotas de grasa que posea y dejar que se seque al aire. Añadir unas gotas de azul de metileno y dejar que se coloree durante unos pocos minutos. Lavar después la preparación con agua.

Depositar una gota de glicerina en una zona adecuada del porta y colocar el cubre. Observar la preparación a mediano y gran aumento, intentar reconocer los dos tipos principales de bacterias lácticas y dibujar lo observado.

2.- Análisis de las bacterias del yogur mediante tinción Gram.

Colocar una pequeña muestra de yogur en un portaobjetos.

Extender la preparación y fijar a la llama.

Realizar una tinción de Gram: mediante esta coloración se pueden diferenciar las bacterias típicas del yogur (Lactobacillus bulgaricus, Streptococcus thermophilus), que son Gram (+), de las bacterias Gram (-) como los coliformes que no deben encontrarse en el yogur.

Contestar las siguientes preguntas:

1) El yogur es un alimento más fácilmente digerible que la leche, ¿por qué?
2) Al determinar las bacterias del yogur por la técnica de Gram, si aparecen bacterias Gram (-), ¿qué indica?
3) En casos de intolerancia a la lactosa, ¿qué alimento será más fácilmente tolerado, la leche o el yogur? ¿Por qué?


ESTUDIO MICROSCÓPICO DE LA MITOSIS EN EL MERISTEMO RADICULAR DE CEBOLLA

1. Preparación del material biológico: raíz de la cebolla (Allium cepa)

            Primero se coloca la cebolla sobre un frasco lleno de agua, de tal manera que la parte inferior del bulbo o suela se mantenga en contacto permanente con el nivel del frasco. Hay que evitar que se seque, manteniendo el nivel del agua. A los 2 o 3 días, a temperatura ambiente, las raíces habrán alcanzado unos tres cm. de longitud.

2. Elaboración de la preparación microscópica

            Cuando la raíz ha alcanzado el tamaño adecuado, se corta la parte más fina y terminal (meristemo radicular) con una tijera de punta fina. El fragmento cortado debe tener una longitud de poco más de medio cm. para facilitar su manipulación.Se coloca el trozo de raíz dentro de un vidrio de reloj y se cubre con unas gotas de carmín acético. Se calienta el vidrio hasta que el colorante entra en ebullición y se mantiene durante 15 segundos. Transcurrido este tiempo se retira la raíz con unas pinzas y se coloca sobre el porta. Con un escalpelo se corta la extremidad de la raíz, dejando sólo un fragmento de unos 3 o 4 mm.

            Por último, se deposita encima de la punta de la raíz un cubre y se presiona con la extremidad plana de un lápiz. A continuación se le añade una gota de carmín acético sobre el borde del cubre y se sigue presionando hasta que el colorante no impregne el tejido. Se intenta conseguir una monocapa de células meristemáticas.

3. Observación de las células mitóticas

            Se pone la preparación en el microscopio y se observa al principio con aumento moderado. Se verán células dispersas por todo el campo de observación. Hay que distinguir tres tipos de células:

·         Células de menor tamaño, pero de grandes núcleos  teñidos de rosa. Tienen citoplasma denso y están dispuestas en filas. Son las células meristemáticas, con gran actividad mitótica.

·         Células más grandes, alargadas y con núcleos más pequeños. Corresponden a células ya diferenciadas.

·         Células ovoideas, de núcleos pequeños, pero que se tiñen intensamente. Son las células de la cofia.

Se elige la zona de células meristemáticas y se observará a mayor aumento. Conviene escoger una región en que las células no se hayan teñido demasiado, y que los núcleos presentan los cromosomas de color rojo-violáceo sobre fondo sin pigmentar.

Hay que reconocer células meristemáticas en las distintas fases de la mitosis y realizar un dibujo, indicando el aumento, de cada una de ellas.


 

INVESTIGANDO LO QUE PRODUCE LA CARIES

Material

  • Portaobjetos y cubreobjetos.
  • Palillos
  • Microscopio con objetivo de inmersión.
  • Mechero de alcohol o de gas.
  • Aceite de inmersión.
  • Azul de metileno.
  • Alcohol etílico.
  • Agua del grifo.
  • Xilol.

Procedimiento

Coger un portaobjetos, limpiarlo y desengrasarlo con alcohol. Colocar en el centro del porta una gota de agua. Pasar un palillo por la superficie de los dientes, tanto por la parte externa como por la parte interna; mezclar el líquido que haya quedado en el palillo con la gota de agua del porta y realizar una extensión.

Dejar que la preparación se seque al aire y fijarla con la llama del mechero, pasándola por encima de ésta dos o tres veces, y comprueba, tocándola con la mano, que en ningún momento llegue a quemar. Cubrir toda la extensión con azul de metileno y dejar actuar el colorante durante dos o tres minutos. Limpiar la preparación con agua del grifo. Esperar a que se seque, colocar el cubre y ya se puede observar al microscopio.

Si se quiere conseguir el máximo aumento y observar la preparación con detalle, utilizar el objetivo de inmersión siguiendo las siguientes instrucciones:

1) Enfocar la preparación con el objetivo de menor aumento.
2) Colocar una gota de aceite de inmersión sobre el cubre y poner el objetivo de inmersión enfocando con mucho cuidado.
3) Una vez acabada la observación, limpiar bien el objetivo de inmersión con un paño apropiado o un papel de fumar.
4) Cuando sea necesario, utilizar un poco de xilol para poder disolver bien el aceite.

Dibujar lo observado por el microscopio e intentar reconocer diferentes tipos de bacterias (formas y agrupaciones).
Indicar el número de aumentos de la preparación.


 

OBSERVACIÓN DE CÉLULAS EUCARIONTES

MATERIAL

  • Microscopio
  • Mechero
  • Bisturí o tijeras de punta fina
  • Pinzas y/o palillos estériles
  • Cebolla
  • Papel de filtro
  • Placa de Petri
  • Frasco lavador
  • Colorante (verde de metilo o azul de metileno)
  • Portas y cubres

PROCEDIMIENTO

A) Células vegetales (Epidermis de cebolla)

  1. Se corta la cebolla por la mitad y se separa una de las capas de la misma.
  2. Marca con el bisturí o con las tijeras una cuadrícula de pequeño tamaño (1 cm de lado) en la parte interna o cóncava de la capa.
  3. Separa el fragmento de epidermis con las pinzas y colócalo en el centro del portaobjetos.
  4. Coloca el porta en la placa de Petri, añade unas gotas de colorante sobre la muestra y déjalo actuar durante cinco minutos.
  5. Lava con cuidado el exceso de colorante y sécalo con un poco de papel de filtro.
  6. Añade una gota de agua a la muestra.
  7. Coloca el cubre apoyándolo por un lado y dejándolo caer para que no queden burbujas.
  8. Observa la preparación al microscopio, utilizando varios objetivos, realiza un dibujo detallado de las células e indica el aumento del mismo.

B) Células animales (Epitelio de la mucosa bucal)

  1. Raspa suavemente el interior del carrillo con las pinzas o con un palillo (siempre por la parte roma, procurando no cortarse). Coloca la mucosa blanca que se obtiene en el portaobjetos.
  2. Realiza una extensión (frotis) deslizando el borde de un porta sobre el que tiene la muestra.
  3. Calienta suavemente con el mechero (¡que no llegue a quemar!) la parte inferior del porta que contiene la mucosa.
  4. El resto del procedimiento es idéntico al de la epidermis de cebolla.

PRÁCTICA DE ORGANOGRAFÍA VEGETAL

Las imágenes que se incluyen en esta experiencia son de libros citados en la bibliografía de prácticas.